viernes, 3 de diciembre de 2010

Joao Bosco:Locura e imaginación en un concierto para no olvidar

Una de las ideas que teníamos en Buenos Aires era la de venir a mirar, escuchar y respirar arte, no en el sentido de creer que acá existen “mejores artistas” o “espíritus elevados”, pero uno puede hacerse una idea de la cantidad de opciones que deben existir en un lugar gigante como este, atravesado por todas las contradicciones, con todo el movimiento y la aceleración que, por un lado, te absorben, te programan y te manejan a su antojo y por otro, como es el nuestro, te ponen en un papel de simple y llano espectador.

Así, andábamos por las calles a la pesca de alguna fecha que nos acerque a algunas actividades culturales y en medio de una calle vimos un afiche en el que se podía leer “Joao Bosco En vivo/ Teatro Ateneo”. Como se podrá adivinar compramos las entradas y fuimos a escucharlo. Tuvimos de cerca a uno de los maestros y máximos representantes del movimiento de Música popular Brasilera, sólo con su guitarra.

Lo que uno piensa o se figura de un artista no es para nada lo que sucede en el momento que uno lo ve. Quedamos encantados. Joao Bosco es un músico capaz de hacer volar la imaginación hasta los límites, uno puede escuchar toda una banda de músicos que salen de su voz. Genial compositor e intérprete. Original en todo el sentido de la palabra.

Entre los temas que se encontraban en su repertorio estaban su bellísimo “jade”, “o Ronco da cuica”, “papel mache” además de los temas que conforman su más reciente producción. Entre las interpretaciones estuvo su versión de “aguas de marzo” del maestro Tom Jobim en la mejor versión que he escuchado en mi vida.

Y para ponerle una cereza al final de la noche, en los corredores, al final del concierto, tuvimos la oportunidad de intercambiar algunas apreciaciones del recital con Juan Quintero otro maestro de nuestros tiempos. Esta noche nos vamos a su concierto junto a Aca Seca en Belgrano ¡que emoción! La vida es bella.

Fotos: Gabriela Olivera