miércoles, 3 de febrero de 2010

Los artistas y los medios

Estar frente a los medios es cosa rara. Al contrario de lo que se comenta, nada es una sorpresa, pero no se puede acusar a los periodistas de este desbarajuste, ellos son trabajadores que responden a una línea empresarial que les da de comer y si no hacen lo que se les ordena…

¿Por dónde comenzamos?

En muchas ocasiones, hemos sido participes de intentos de producciones alternativas, de entrevistas diferentes por parte de jóvenes universitarios que, apasionados aún con su carrera, hacen funcionar su imaginación. Luego de algunos años dejan de intentar porque a nadie le interesan las buenas intenciones, ni las buenas ideas: si no vende, no entra, esa es la lógica, lógica que se la asume en todos los ámbitos: “no papito, tienes que hacer algo más bailable, si no te vas a morir de hambre”. Esa es la forma en la que nos ha educado un estado colonial y capitalista, mediante el miedo al hambre: puesto que ellos son los que disponen nuestra fuerza de trabajo, disponen a su vez de lo que se produce. Y bueno, los medios se han convertido en expertos para hacer mercancías de todo y algunos “artistas” lo han aceptado asumiéndose creadores de mercancías vacías. Su reflexión es tan básica como ofensiva: Hay que hacer “cultura”, hay que ir a los boliches a entrevistar a los que nos contaron que hacen cultura, hay que comenzar a convertir al artista en un inalcanzable para darle su lugar, para darle un lugar que nos genere rédito ¡hay que crear rock stars! De esa manera los medios generan íconos que luego venden ¿a costa de qué?

El otro día no pudimos evitar ver la tele cuando comíamos en la pensión y vimos a un tal X (lo llamaremos así) diciendo algo como: “…lo que pasa es que nos malacostumbran: un día vienen y nos hacen sentir como estrellas con sus micrófonos, nos hacen firmar autógrafos y al día siguiente nos tratan como unos mortales comunes y corrientes más…” ¡queeeeeeé! – Gritamos al unísono con todos los compañeros que estábamos allí- si este no es común para nada… ¡es un corriente!

¿En qué tipo de burbuja puede estar viviendo una persona que habla de esa manera?, ¿No siente vergüenza al hacer ese tipo de declaraciones? Luego, nos enteramos de que el X había ganado el premio a la “canción del año” en los ahora famosos premios Videomanía (¡que vienen con alfombra roja y todo!). Bueno ¿De dónde viene esa parafernalia?, ¿La mejor canción boliviana se canta en inglés? ¡Ah! Y luego se le viene a la mente a uno MTV (emtiví): portal de los adolecentes enajenados de su realidad, enamorados de la contaminación norteamericana. “Rock stars”: Chiquillos que venden: les dictan los peinados, la ropa y hasta los discursos, les producen discos con miles y miles de dólares pero claro, el resultado no puede ser adverso para quienes producen: venden, a diferencia de nuestros artistas que no lo hacen, pero continúan enamorados de los estereotipos que les ha creado la industria cultural de la mano de los medios ¿por qué?, ¿falta de creatividad, de amor propio? ¿Incapacidad para generar otro tipo de espacios y de propuestas? ¡hay que escucharlos hablar! están enamorados de sí mismos y cuándo les preguntas acerca de su trabajo, te hablan del trabajo de otro.

¡Ellos no existen! son íconos, dioses que hacen dinero “bling, bling”… De lo que se trata, en nuestra perspectiva, es de pensar y actuar de acuerdo a los principios básicos de la inteligencia de un trabajador, recuperar tu capacidad de transformar el mundo y de mover la historia colectivamente, y eso no se logra apuntando a los medios pues los medios no son el fin.

Cuándo hemos escuchado a un zapatero o a una doñita que trabaja todo el día vendiendo pastillas permitirse decir algo como “los famosos” o aparecer en programas basuras como “No somos ángeles” por dar un ejemplo. Compañeros periodistas y artistas empecemos a luchar por recuperar la dignidad que viene de la mano de nuestra fuerza de trabajo. Dejemos las poses, pues seguir con esta lógica genera una mayor y más continua explotación: que nuestras ideas se expresen para la libertad no para la opresión.

Ojo, ninguna de estas apreciaciones se han hecho de manera personal, los personajes nombrados son anecdóticos y pueden tener cualquier nombre, pues todos repiten lo mismo, y lo hacemos como trabajadores abiertos opiniones.

Mauricio Canedo

QUIMBANDO

9 comentarios:

gabriela dijo...

Los trabajadores del arte debemos encontrar -y este es un gran desafío- caminos, formas, puentes para lograr cambios ante una sociedad de consumo que te engaña vendiendote la imagen de artista de pedestal.
Sigamos generando ideas compañeros
“Ideas, es decir, establecimiento de relaciones, cabezas de puente, puentes.” J. Cortazar

Alejandro González Romero dijo...

Excelente entrada hermanos, me tomo la libertad de hacerle un link desde mi blog, me parece importante compartir esta opinion con más gente. (Si fuera un problema por favor avisenme para que la saque, disculpen la confianza de poner y luego avisar) ;) saludos y nuevamente felicitaciones por el post. Además sería interesante saber quien la escribió para ver la posibilidad de publicarlo.

Anónimo dijo...

Querido Mauri, queridos quimbas. Dicen los que, saben que lo mas dificil de modificar en una sociedad son sus costumbres, sus hábitos... sus pre juicios e ideas, su cabeza. Bolivia está cambiando en muchos aspectos pero, lo que hasta ahora la "sociedad oficial" reconocía como arte, pareciera resistirse al cambio o en verdad, es el refugio del mas vil conservadurismo. Vamos pues compañeros y compañeras, tomemonos la libertad de manifestarnos y construir otros espacios, otras formas... no nos dejemos cosificar, no les entremos al juego; que nuestra vanidad no nos empuje a caer en las redes de los que no usan pero siempre nos despreciaron.
Grober
Colectivo Katari

Anónimo dijo...

Hola a la pocas personas que leerán este comentario.
Yo me considero una persona que respeta y quiere mucho su música, además de ser de un nivel alejado de la mediocridad musical en esta ciudad prácticamente no están en el inconciente colectivo. Esta entrada es muy interesnte pero a quien le importa sino a un círculo pequeño. Les entiendo muy bien pero me frustra saber que Quimbando, con un disco de tan alto nivel, no salga a la luz como todos queremos y ustedes no estan ni en el vido manía ni en ninguna parte. Indudablemente su popularidad a crecido en los últimos años y no es gracias a estas a estas premiaciones que más que premiar desprestigian a músicos de nivel como ustedes poniéndolos a un lado y los desprestigian premiando a grupos como té con té o Aviónica que sin duda son nada. Traten de difundirse más, personalmente no me hubiera molestado que ganen el premio de mejor banda nacional que se lo merecen pero esto lo necesita saber más gente, entiéndanlo bien !más gente!
Jorge. El Coco.

Arturo dijo...

Bueno, en principio felicidades por abrir espacios de "reflexion", creo que músicos críticos es lo que le falta a nuestra sociedad.
La continua degeneración de los medios y de lo que reproducen estos es simplemente un instrumento mas del capitalismo para vender y vender, explotar y explotar, confundir y enajenar a las clases pobres... de alguna manera lo consiguen pero es ahí donde juega un importante papel el arte y la música reencaminando el pensamiento. Felicidades changos.

Anónimo dijo...

Primero creo que el amigo Jorge tiene que definir bien su opinión con respecto a lo que escribió el Mauri (integrante de Quimbando),a mi me parece que los Quimbando son buenos, muy buenos, pero la mejor banda del pais? hago esta pregunta porque no creo que se trate de descubrir quien es el mejor o peor de este pais, Quimbando no es igual que Cartel Afónico, son distintos el Chelo canta distinto que el Luigui de Crtel pero por eso uno es mejor que otro? Quimbando no va a estar en esos premios porque ellos no son así, no buscan eso, nisiquiera hacía falta que el mauri escriba esto, pero ante declaraciones tan estupidas como las que nos cuenta en este post, es necesario desenmascarar a estos dueños de la pelota nueva y valiosa. El mundo no esta alfombrado a seguir caminando sobre el pavimento!!

Daniel.

Marcelo dijo...

Excelente entrada, lastimosamente el ideal del boliviano es inmediatista, y en eso tambien entran los artistas, que buscan muchas veces una fama efimera, pero eso no eclipsa que muchos artistas en Bolivia, son realmente buenos y merecerian mejor suerte

Anónimo dijo...

Todo responde a partir de la carga histórica que tenemos (cada uno, como individuo, colectivo, etc.). Pues si, lamentablemente la falta de identidad y creatividad en "nuestros medios de comunicación" es notoria y es hasta ofensiva. La huevada es que para algunos es sublime la idea de estar en televisión, incluso haciendo cojudeces, o permitiendo q te hagan hacer cojudeces. Y disculpenme, pero el tocar en un boliche no te hace o te convierte en un artista, tampoco el hecho de estar en un teatro o una sala... Los teatros son espacios denominados "oficiales" porque? por que en algún momento estuvieron ligados, administrados, controlados´por agentes de la burguesía que se hacia llamar "Culta", por eso mismo la creación de espacios "alternativos" como los boliches, o la misma calle. En fin, el tema pasa por que debiéramos preguntarnos ¿cuál es el papel del artista? cómo podemos definir al artista? estoy seguro que por su obra, por su labor fundamentalmente. En vez de estar preocupado en que me voy a poner o si combinarán mis zapatos con la alfombra, dediquémosle más tiempo por lo que van a vernos a los boliches no creen? El fútbol también era un pasatiempo, un momento de esparcimiento pero nunca me dediqué a patear una bola porque no lo hacía bien.
Arpad

Israel dijo...

epa compañeros que buen aporte...
un abrazo enorme para usted haber cuando se vienen por Oruro a presentar su ultimo material...
Saludos